Putas chinas en madrid por que los hombres van con prostitutas

putas chinas en madrid por que los hombres van con prostitutas

España aplica un plan específico para luchar contra ella cuando es con fines de explotación sexual , que en febrero de este año dio comienzo a su segunda fase con el aumento de la presión sobre los clientes de prostitución. La primera fase del plan mencionado se inició en abril de y acabó con 1.

Como se puede ver en la tabla, las cifras de personas identificadas como víctimas de este delito en España ha ido variando a lo largo de los años. La mayoría de las mujeres que se prostituyen son obligadas a hacerlo por parte de mafias de trata de personas.

Estas organizaciones criminales tienen como objetivo mujeres de países con dificultades económicas como Brasil, Paraguay, Nigeria, Rumanía y China. La realidad es diferente: Por ello, la Policía Nacional tiene un teléfono gratuito que no deja rastro en la factura 10 50 y un email --trata policia. Es muy importante conocer las conexiones de la red en otros países y hablar con las autoridades de esos lugares de origen. Denunciados dos menores por maltratar y matar a un pato en Huesca.

Un sistema ecológico para degradar toallitas higiénicas, ganador del Stockholm Junior Water Prize. Egipto suspende un mes el acceso a YouTube seis años después de la emisión de la polémica película sobre Mahoma. Irlanda aprueba derogar la enmienda constitucional antiabortista con un 66,4 por ciento de apoyo.

Situación de la prostitución en España. Se calcula que chicas hacen la calle en Marconi, que es como se conoce al polígono de Villaverde y al de El Gato. Esta es una selva antigua, crecida después de que se desmantelara la Casa de Campo, el tradicional caladero de la prostitución madrileña. Casi no se las ve. Cada esquina y cada trozo de acera tiene un dueño, un color de piel y un acento distinto. Cada palmo de terreno es un bien codiciado que tiene dueño.

Lo controlan las mafias. En cada puesto se relevan las chicas, que pagan un canon de sus beneficios a los señores feudales de ese asfalto.

Algunas mujeres pasean entre ellas, les llevan tabaco y por supuesto, cuentan los clientes y las ganancias. Su gesto es servil, pero en realidad son la cadena en el tobillo. Los chulos no se dejan ver. Algunos controlan desde las atalayas de los edificios, en habitaciones calientes lejos del frío y de la lluvia. También vigilan a los reporteros desde furgonetas blancas. Uno de ellos, de pronto, recorre la acera a pie camino de ninguna parte para dar su mensaje a las chicas y al periodista: Caderas anchas, pechos asomando tras una red de encaje, pongamos que se llama María.

La conversación tiene lugar al día siguiente camino de la farmacia: La mayor parte de las chicas no pasa del anuncio de su tarifa. Cuesta creer que aquella veinteañera de metro ochenta de las piernas largas y los ojos de hierbabuena, esa mujer que podría estar en una pasarela o bailando de gogó en una discoteca, esa diosa eslava esté allí pasando frío y haciendo sexo dentro de un coche por veinte euros.

Se calcula que son A cuarenta servicios por cabeza, cada día en Marconi sale a Sobre cada par de tacones se erige un edificio quebrado, una historia que salió mal. A Lis se le torció la vida el día en el que la echaron de su trabajo de secretaria en un despacho de abogados de Sao Paulo, en Brasil, y de un golpe se le acabó el dinero para pagarse la carrera de Derecho. En esa mala hora conoció a una chica que le ofreció una solución: Aquella chica fue trabando relaciones de amistad con la gente de Lis y alrededor de ella tejió la tela de araña de la confianza.

Pasó un par de meses sopesando la decisión. Vivían juntas en un piso, pero el trabajo prometido no llegaba. Las reunió en un salón del chalet y, rodeada de cuatro matones, les confesó que ese viaje no era el que habían pensado: Les quitaron el pasaporte. En ese mismo instante de desconcierto comenzaron las amenazas y las palizas. También les dieron otra noticia: Entonces Lis ya podría añadir a su currículum un trabajo de esclava sexual en una red de trata de blancas.

Pese a todo el dinero que ganaría en adelante, nunca darían esa deuda por satisfecha, así que viviría atrapada por las redes criminales. El peaje que las mafias reclaman a las africanas es mucho mayor: Diversas organizaciones han llegado al consenso de que ocho de cada diez prostitutas de las que trabajan en España se calcula que son En nació en Madrid la Asociación Feminista de Trabajadoras del Sexo que reclama el papel de las mujeres que ejercen libremente.

Las adicciones son comunes entre las mujeres. En agosto encontraron a una de ellas muerta por una sobredosis en el polígono. Ese mismo mes, la Policía encontró el cuerpo de un hombre de 70 años que había fallecido al parecer de un infarto mientras se encontraba consumiendo drogas con una prostituta.

Hay que mover la mercancía, así que cada cierto tiempo cambian. Al cabo del tiempo, Lis llegó a Marconi y se vio junto a una de esas hogueras. En esa ciénaga de asfalto, se sentía vigilada constantemente por las chicas y también por los proxenetas que observan la maquinaria tras los cristales de un asador cercano.

Cada día tenía una misión: Un servicio son 20 euros, pero no siempre. Hasta que tenías el dinero no podías volver a casa, así que podías pasar allí el tiempo que fuera. En casa, las amenazas eran constantes.

: Putas chinas en madrid por que los hombres van con prostitutas

PROSTITUTAS BARATAS EN HOSPITALET PROSTITUTAS CERCA Pasarela escorts organizacion prostitutas barcelona
Putas chinas en madrid por que los hombres van con prostitutas Pinturas famosas de prostitutas casa de campo prostitutas
Putas chinas en madrid por que los hombres van con prostitutas Famosas españolas prostitutas prostitutas asiaticas
putas chinas en madrid por que los hombres van con prostitutas

Putas chinas en madrid por que los hombres van con prostitutas -

Internacional Irlanda aprueba derogar la enmienda constitucional antiabortista con un 66,4 por ciento de apoyo. Autor Miguel Ayuso Contacta al autor. Por otro lado, la relación entre la prostitución y los negocios es muy estrecha. En el caso de los pisos clandestinos de prostitución china, suele haber un encargado o encargada que se encarga de responder al teléfono y de recoger el dinero de cada servicio. Uno de ellos, de pronto, recorre la acera a pie camino de ninguna parte para dar su mensaje a las chicas y al periodista: Madrid 11 FEB Este kilómetro cuadrado de superficie, justo antes de llegar a Plaza de Castilla es la histórica colonia de El Viso. Catorce horas trabajando sin comida a base de café, cigarros, alcohol y drogas. La Policía Municipal a veces pasa por la puerta, pero se limita a pedir la identificación a los que suben. Son mujeres casadas cuya situación económica en China no era buena. Para que podamos seguir informando colabora con el crowdfunding de Kaosenlared. Una vez dentro de los pisos clandestinos de prostitución china, en un primer lugar, la persona se da cuenta de la cantidad de medidas prostitutas tatuadas cuantas prostitutas españa seguridad que hay.

La situación de desesperación y la necesidad de tener que pagar la deuda y subsistir, les puede llevar a tomar decisiones como la de ejercer la prostitución. La relajación de los requisitos para viajar debido al fomento del turismo chino, hace que los gobiernos relajen también sus políticas o sus investigaciones contra las mafias y redes de explotación sexual.

Las mafias y redes supranacionales se aprovechan de esta situación de pobreza y necesidad para engañar a sus víctimas. Es por ello que muchas de las mujeres que ejercen la prostitución en nuestra comunidad, son víctimas de la trata de personas con fines de explotación sexual.

En Europa se han registrado hasta nacionalidades diferentes de mujeres o ejercen la prostitución. Igualmente resulta rentable que las mismas ejerzan la prostitución en nuestro país debido a la importante demanda en el sector.

En el artículo 59 bis de la misma, se recoge el periodo de reflexión de un mes de la persona al cual se puede amparar y decidir si continuar con la denuncia y por tanto colaboración con la Policía o no.

En caso de decidir continuar, se puede amparar en la Ley de Protección de Testigos. Incluso su propio periódico. Es por ello que la prostitución, dedicada a clientes específicos de origen chino y español. La diversificación en los negocios llega a este punto, su introducción en el negocio del sexo.

La población masculina china de inmigrantes en España, también necesita satisfacerse, por ello, al igual que se han abierto otro tipo de negocios chinos, el traspaso de la cultura china también se ha hecho a través de la apertura de clubes de alterne regentados por chinos o chinas, y para los chinos. Es muy llamativo el alto porcentaje de anuncios en las partes de los periódicos reservados para ello. Estas formas de anunciarse, depende de a qué tipo de oferta se quiera llegar.

Por otro lado, no encontramos tarjetas de visita escritas en chino, solo en español. Los masajes y los servicios de prostitución se entre mezclan, así como lo que ocurre en los karaokes o salones de belleza. Muchas veces esos locales tienen una parte trasera, donde se atiende a los hombres. No quiere decir que todos los locales de servicios chinos, tengan servicios de prostitución, sino que en algunos casos, sí suele ocurrir así. La novedad de esta prostitución, radica como en otras, en la nacionalidad.

No son españolas, son chinas y eso es algo nuevo para los clientes. Se utiliza la nacionalidad o la raza como forma de atraer a los clientes. Podemos observar así que la nacionalidad es lo que principalmente atrae a los consumidores de esta clase de prostitución. Por ello la renovación del stock de mujeres chinas es algo fundamental tanto en los pisos como en los clubes.

Decimos producto porque dentro del sistema liberal capitalista en el que se desarrolla este mercado, las mujeres que ejercen la prostitución, ya sea de forma obligada o no, se convierten en meros bienes de consumo para sus clientes. En el caso de los establecimientos de alimentación, por su disponibilidad temporal.

Aplicado esto a la prostitución, se puede decir que el motivo de su éxito no es que haya habido un cambio en la demanda del cliente, sino la propia oferta ha cambiado dando a conocer un nuevo producto. Los mencionados indicios, con los que trabaja la Policía Nacional son: Una vez dentro de los pisos clandestinos de prostitución china, en un primer lugar, la persona se da cuenta de la cantidad de medidas de seguridad que hay. Debe pasar el primer filtro: La mujer china que se resulte elegida, no puede negarse.

Se puede observar que las chicas se suelen encontrar normalmente hacinadas en una habitación con varias camas donde duermen todas juntas vestidas con el uniforme de trabajo y listas para ocuparse de los clientes en cualquier momento de la jornada laboral de 24 horas al día, 7 días a la semana, los días del año. El encargado o encargada suele ser la persona que mejor habla español. Por ello es quien recibe a los clientes.

Si las chicas trabajan todo el día, es raro que puedan salir de casa. Este aislamiento físico y lingüístico puede ser un indicador de trata de personas con fines de explotación sexual. No suele haber evidencias de maltrato físico. Y es que si no pueden salir del lugar de trabajo lo que es un indicador de explotación , unido al total desconocimiento del idioma, hacen que no tengan otro sitio en el que permanecer. Existen un doble aislamiento, físico y cultural, la lengua forma parte de un idioma y ellas no tienen los medios para poder comunicarse.

No tienen autonomía, ni para salir ni para comunicarse. Todo ello nos hace pensar que puedan ser víctimas de la explotación sexual. Son indicios suficientes y que deberían ser tenidos en cuenta para tomar una serie de medidas al respecto. Aunque la prostitución en las calles, parques, plazas o zonas periféricas de la ciudad tiene una disponibilidad de veinticuatro horas al día, las mujeres van rotando. Igualmente los clubes de alterne tienen un horario de apertura.

No puede negarse a ofrecer un servicio. No son ellas quienes eligen al cliente con el que ocuparse. Esto es una característica muy llamativa y propia de las personas que se encuentran en una situación de explotación sexual. Al encontrarse en una situación administrativa irregular, conviene que esas mujeres se queden dentro de los pisos para no ser detenidas y devueltas a su país por la policía. Como hemos dicho la mayoría de estos pisos o chalets se encuentran en toda la Comunidad de Madrid.

El cliente no se puede cansar y quiere ver caras nuevas. La mayoría de estas mujeres suelen tener entre 25 y 45 años. Son mujeres casadas cuya situación económica en China no era buena. Proceden sobre todo de las provincias de Lioaning, Heilongjiang, Fujian o Zhejiang. Igualmente la mayoría tienen un hijo. El hecho de ser mujeres y de limitados recursos económicos las convierte en víctimas potenciales de esta clase de redes.

Su situación de pobreza o familiar, motiva el intento o la esperanza de mejorar su situación económica en Occidente. En muchos casos, se han acostumbrado a este trabajo por lo que no se planean dejarlo, sobre todo porque gracias al dinero que ganan, pueden ayudar a sus hijos que son la esperanza o el motivo de seguir adelante aunque se encuentren cada uno en un lado del mundo.

Aunque ejerzan la prostitución de forma voluntaria, puede ser que una vez llegadas a España hayan caído en manos de estas redes de explotación sexual y el no poder comunicarse hace que se resignen a permanecer en la mafia. Queremos hablar de mafias, porque encontramos muchos de los indicadores con los que trabaja la policía, que solo puede tomar medidas si son ellas las que denuncian su situación de explotación sexual. Hablamos de prostitutas chinas, pero lo que resulta llamativo es que la prostitución es ejercida principalmente por mujeres extranjeras.

Es la otra cara del capitalismo y la globalización. Se ha producido un desarrollo basado en los patrones culturales patriarcales. La feminización de la pobreza trae consecuencias como esta dura realidad, de mujeres se ven obligadas a ejercer este tipo de trabajos y que caen en redes de explotación sexual. Llama mucho la atención cómo las redes de mafias chinas relacionadas con la falsificación de productos normalmente textiles , son perseguidas. Es cierto que sí se han llevado a cabo acciones de desmantelamiento de redes de prostitución, pero lo cierto es que son muy accesibles y el hecho de que la denuncia recaiga sobre la mujer, dificulta el trabajo de la policía.

Por otro lado, la relación entre la prostitución y los negocios es muy estrecha. Por su parte, el portavoz de la Asociación de Empresarios de Locales de Alterne Anela, José Roca, asegura que en la mayoría de estos establecimientos "las señoritas pagan diariamente un alojamiento con habitación y pensión completa y después alternan en el bar y consiguen a sus clientes ", a los que les cobran lo que ellas quieren. De este modo, defiende que "en la mayoría de sitios" el negocio del establecimiento es independiente del de la trabajadora del sexo, aunque es cierto que también los hay en los que "cobran unas comisiones a las chicas, pero eso ya sería proxenetismo".

Los burdeles "se disfrazan como hostelería" , tal y como señala el profesor de Derecho Administrativo de la Universidad de Extremadura. Estas cifras son similares a las manejadas por Anela, que calculan que en España podría haber unos 1. Aunque en ocasiones se identifica la trata de personas con la prostitución y la explotación sexual, son conceptos diferentes: La trata es, en sus propias palabras, "todo el recorrido que lleva desde la captación hasta la explotación --sexual o laboral--, pero sin incluir la explotación"; por lo que si una persona comete trata de personas y las explota, se le imputarían dos delitos.

La trata de personas es un delito perseguido y castigado a nivel internacional. España aplica un plan específico para luchar contra ella cuando es con fines de explotación sexual , que en febrero de este año dio comienzo a su segunda fase con el aumento de la presión sobre los clientes de prostitución. La primera fase del plan mencionado se inició en abril de y acabó con 1. Como se puede ver en la tabla, las cifras de personas identificadas como víctimas de este delito en España ha ido variando a lo largo de los años.

La mayoría de las mujeres que se prostituyen son obligadas a hacerlo por parte de mafias de trata de personas. Estas organizaciones criminales tienen como objetivo mujeres de países con dificultades económicas como Brasil, Paraguay, Nigeria, Rumanía y China.

La realidad es diferente:

This Post Has

Leave a Reply

  • 1
  • 2
Close Menu